Grid List

En un partido donde la nota dominante ha sido el Barça y con un resultado de 1-3 hay que destacar, una vez más, la soberana y extraordinaria capacidad artística de Leo Messi para hacer goles.

El partido de Vallecas enfrentará a dos equipos con la mirada ya puesta en la temporada que viene.

El Sevilla remontó en el que fue su último encuentro de la temporada en el Sánchez-Pizjuán. Los de Unai Emery consiguieron despertar con dos goles de Vicente Iborra tras una primera parte muy adormecida.

Un buen final para todos

El Atlético de Madrid empató con el Granada en un partido sin goles que sirvió a los dos equipos para alcanzar los objetivos que tenían en este último partido de liga, ya que el Granada consigue permanecer en 1era división con el punto obtenido y el Atlético de Madrid acabar en 3era posición y asegurarse una plaza en Liga de Campeones la próxima campaña.

 

El partido entre Granada y Atlético perteneciente a la última jornada liguera de esta temporada 2014/2015 se saldó con un reparto de puntos para los dos equipos tras un partido muy poco dinámico y en el que ambos equipos parecían pendientes de los resultados de otros campos para obtener el objetivo que perseguían. El Granada era el equipo que arriesgaba en mayor cantidad, ya que estaba en juego la permanencia del próximo año en la máxima categoría del fútbol español, pues equipos como el Deportivo de la Coruña, Éibar y Almería estaban disputándose las dos plazas, junto al Granada, que determinarían quién acompañaba al Córdoba a segunda división. El Atlético de Madrid, por su parte, confiaba en alcanzar al menos el punto que certificaría que la 3era posición de la clasificación era suya, por lo que se esperaba un partido en el que ambos equipos tratasen de luchar por la victoria para asegurar sus objetivos.

El Granada de Sandoval sacó un once inicial con un mediocentro muy poblado, con el fin de tratar de evitar la circulación fácil de balón del Atlético y tratar de frenar el juego creador de Koke y Arda, para lo que Rubén Pérez e Iturra tendrían que estar muy pendientes. El juego del Granada pasaría por hombres como Piti o Ibáñez, mientras que los delanteros y atacantes más peligrosos serían los que habitualmente venían jugando en el Granada las últimas jornadas: El Arabi y Rochina, tras su buen partido en Anoeta. El Cholo Simeone por su parte sacó el equipo que normalmente ha estado jugando este último tramo de temporada, con la excepción de Saúl por Arda Turán, que no entró en la convocatoria, aunque con un esquema que no tenía un delantero como tal en el campo, ya que Griezmann sería el que jugaría de 9 al lado de Raúl García, sin Torres ni Mandzukic en el equipo titular.

Sin duda alguna el partido fue muy reposado para todos los jugadores, ya que apenas hubo ocasiones claras durante todo el partido, excepto dos tiros a puerta de ambos equipos que no pusieron en especial aprieto a Oblak y Roberto. El tramo final del partido fue todo lo pausado que pudo ser, con posesiones largas en ambos equipos sin crear ningún tipo de peligro al equipo rival y parando para beber agua en cada falta y ver que los resultados en otros campos posibilitaban que el empate bastase para los objetivos de los dos conjuntos. Finalmente el partido concluyó con un partido que parecía más un amistoso que un encuentro de primera división, con una grada aplaudiendo a los jugadores del Granada que habían logrado otro año más mantener al equipo en la máxima categoría del fútbol español. Del partido no destacó ningún jugador en ningún conjunto, ya que la mayoría de jugadores no crearon nada de peligro y no dispusieron de ocasiones para demostrar que podían hacer daño al equipo rival.

Pese al triunfo del Valencia en Almería, el equipo madrileño del Cholo Simeone mantiene el tercer puesto con el punto obtenido a domicilio este sábado y certifica ser el 1er equipo tras Real Madrid y Barcelona, que era lo que el equipo había puesto como meta para el final de campaña, tras la imposibilidad de alcanzar a los dos competidores que tenía por delante y haber sido eliminado del resto de competiciones. El Granada, por su parte, pone fin a una campaña con el objetivo logrado, pese a que al final de temporada se haya visto un equipo capaz de lo mejor y lo peor en función del momento de algunos futbolistas claves, y que podría haberse salvado mucho antes sin necesidad de llegar a la última jornada sin saber si mantendría o no la categoría para la próxima temporada.

La última jornada de Liga acabó con un sabor amargo para el Eibar, que demostró en su propio campo una clara superioridad ante un Córdoba que pese a empezar enérgicamente, finalizó el encuentro con evidentes signos de cansancio físico.

El ambiente que se respiraba en Ipurua, campo del Eibar, era de auténtica fiesta debido a que su equipo inauguró pronto el marcador y el partido en el Camp Nou dejaba posibilidades de no descender.

Levante y Elche se enfrentan esta tarde en el Ciutat de Vàlencia con todo decidido, tras lograr la salvanción para permanecer en Primera División. Ambos conjutos vivirán una jornada plácida sin mayores preocupaciones y con los deberes hechos. (16:30h. GolT/Canal + Liga)

Posibles alineaciones

Levante: Mariño, Pedro López, Vyntra, Navarro, Juanfran, Toño; Morales, José Mari, Camarasa; Víctor Casadesús y Barral.

Elche: Tyton, Damián Suárez, Roco, Lombán, Domingo Cisma, Mosquera, Pasalic, Víctor, Fayçal, Aarón y Cristian Hererra.

Árbitro: Melero López (Comité Andaluz).

Estadio: Ciutat de València.

Hora: 16:30.

Qué bien sabe llegar a la última jornada sin preocupaciones. Levante y Elche se enfrentan esta tarde en un derbi levantino sin mayor aliciente que la marcha de David Barral de las filas chirrias. 

De este modo, se antoja un partido con poca intensidad en el campo. La salvación se alcanzó el fin de semana pasado tras los pinchazos de Almería y Eibar, por lo que Lucas Alcáraz planteará el partido del Levante de modo que dará minutos a jugadores que no han sido los habituales en el once inicial a lo largo del año. Una de las principales novedades será la entrada de Pedro lópez en el alteral derecho, mientras que David Navarro sustituiría a Ramis en el eje de la defensa. Por otro lado, es probable que Simao Mate no salga de inicio y el trivote estaría compuesto por Camarasa, José Mari y Morales.

Por su parte, Fran Escribá afrontará el encuentro con un varios retos personales: romper la racha de dos derrotas consecutivas,  mejorar la posición actual de la tabla y la de la pasada temporada. Los fantasmas del descenso ya han desaparecido y por ello es probable que el "míster" del conjunto ilicitano tome algunos riegos para poder llevarse la victoria del feudo levantino.

Jonathas de Jesus, máximo goleador del conjunto, no podrá disputar el partido por sanción; sumándose así a las bajas de Ávaro Giménez por molestias en el tobillo y Manu Herrera con lesión en la muñeca. Sin embargo, David Lombán si podrá sumarse al equipo tras no disputar las dos últimas jornadas.

En definitiva, un partido para disfrutar sin agobios y sin estar pendientes de lo que sucede en el resto de la jornada.

 

El Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid ha sido testigo de un hecho histórico. Tras dos décadas sin alcanzar la victoria en Europa, el Real Madrid se convierte en el campeón de la Final Four. Atrás quedaron las dos finales consecutivas en las que los de Laso salieron subcampeones, a la tercera fue la vencida.

Los 11 puntos y tres triples en los últimos minutos del encuentro a manos del base Spanoulis dieron la victoria al Olympiacos para volver a eliminar al CSKA y llegar como finalistas a la Final Four por tercer año consecutivo.

El Real Madrid se enfrentará en la final de la Final Four, por tercera vez consecutiva, al Olympiacos tras ganar al Fenerbahçe por 96-87

 El Real Madrid tendrá que esperar para sellar su pase a la ‘Final Four’, después de la derrota de anoche ante el Anadolu Efes en el tercer encuentro de su eliminatoria de cuartos de final. Matt Janning encajó un triple en los últimos segundos de partido que hizo posible que el conjunto turco pueda seguir luchando por la eliminatoria que, actualmente, domina el equipo blanco por 2-1.

 

A pesar de que los chicos de Pablo Laso repitieron los mismos errores de los dos primeros encuentros, el próximo jueves tendrán una nueva oportunidad de pasar directamente a la ‘Final Four’ de Madrid.

 

El Real Madrid comenzó el primer cuarto de partido con cierta superioridad frente a los turcos (15-20), pero el Efes reaccionó y supo encajar los golpes, igualando el marcador.

 

Las distancias siguieron mermando en los primeros minutos del segundo cuarto (22-24), gracias a la ligera superioridad en el rebote local, y a que el Madrid perdió la efectividad del arranque y solo anotó dos canastas en cinco minutos de encuentro.

 

Las tendencias se mantuvieron al inicio del cuarto decisivo, con Janning anotando y Saric acumulando rebotes para los turcos, lo que les situó trece puntos por encima de los blancos, hasta que Sergio Rodríguez consigue encajar once puntos consecutivos, que pusieron a los turcos en apuros (62-59).

 

A falta de dos minutos para escuchar el pitido final, los turcos, que seguían siete puntos abajo, consiguieron remontar hasta llegar a empatar el partido con un triple de Carroll a falta de ocho segundos. Es entonces cuando Janning consigue encajar un triple que sitúa el marcador  en 75 puntos de los turcos frente a 72 de los madrileños, lo cual alarga la espera de los blancos, al menos, hasta este jueves.

 

 

Ficha técnica

75 - Anadolu Efes (15+17+24+19): Perperoglou (5), Saric (7), Batuk (2), Draper (2) y Lasme (4) -equipo inicial- Heurtel (9), Bjelica (-), Krstic (17), Janning (21) y Osman (8).

72 - Real Madrid (20+10+16+26): Llull (15), Carroll (9) Rudy (12), Reyes (4), Ayón (6) -equipo inicial-, Rodríguez (17), Rivers (2), Mejri (-), Slaughter (-), Maciulis (-) y Nocioni (7).

Árbitros: Lamonica (ITA), Latisevs (LET) y Koljensic (MNE). Eliminaron por faltas a Slaughter.

El Barcelona se encuentra en un momento complicado tras perder el tercer enfrentamiento ante el Olympiacos, que deja por tanto la serie en 2-1 favorable para el equipo griego. 73-71 ha sido el resultado final de este encuentro, el cual ha estado igualado prácticamente durante todo el partido.

El escolta decidió el partido en los últimos minutos, echándose el equipo a la espalda y metiendo los diez últimos puntos de su equipo. Los valencianos, que perdían de siete a falta de 3:28, consiguen una victoria importantísima en sus aspiraciones de alcanzar la postemporada.

Una sonrisa. Ese podría ser el sello de identidad de uno de los jugadores más carismáticos del fútbol internacional en las últimas décadas. Sencillo como pocos, tolerante, y de mirada cómplice, Frédéric Kanouté es uno de esos jugadores que se han ganado el respeto de todo el mundo por su amabilidad dentro y fuera de los terrenos de juego. Dentro de él, un mago que concebía el fútbol de una forma diferente. Un virtuoso sin varita, capaz de bajar al piso balones imposibles, realizando controles paranormales. Fuera de él, un tipo amable y bondadoso que siempre ayudo a los más necesitados.

“No lo he pensado, esto cada vez se hace más duro. Puede que ni vuelva a jugar al baloncesto” Dos frases que definen el futuro de una estrella que se apaga lentamente, tras una brillante carrera. Unas declaraciones con las que Pierce quiso decir “Basta”, después de caer con sus Wizards ante los Hawks como hacen los grandes: demostrando el potencial con el que forjó su nombre, luchando y no dando cuartel al rival.

Pierce anota el que puede ser el último triple de su carrera

La potencia física de Paul Pierce ha sido un motor que le ha llevado rumbo al olimpo de la NBA, abriéndole un hueco en el Hall de la fama de la liga de baloncesto más prestigiosa del mundo. Pero los años no pasan en balde, y con 17 temporadas a la espalda el físico ya no es el mismo. Sus números en Brooklyn y Washington serían la envidia de casi cualquier veterano, no obstante, reflejaron sus 35 años de edad (ahora 37) como si de arrugas se tratasen:

Los 13,5 puntos con 4,6 rebotes promediados en Brooklyn y los 11,9 puntos y 4 capturas registrados por partido en la franquicia capitalina, se encuentran a años luz de la capacidad anotadora del mejor Pierce, que con la camiseta de Boston firmó una media de 22,56 puntos y 6 rebotes.

 

Pero su idilio con la épica no notó la erosión que ejerce el paso del tiempo. Un triple en suspensión que estuvo a una décima de provocar la prórroga en el 5º partido en Washington se convertía en el último legado que dejaba en la pista el alero californiano.

 

Nueva promesa en Massachusetts

Una joven promesa de la Universidad de Kansas fue seleccionada por los Celtics en 10º lugar durante la primera ronda del DRAFT de 1999. The Truth debería demostrar por qué el equipo más laureado de la NBA depositó su confianza en él.

Pierce se encontró como pez en el agua dentro de los parqués de la élite baloncestística. 19 puntos, 9 rebotes, 5 robos y 4 tapones frente a los Raptors servían como carta de presentación para un rookie que dejaba claro que no llegaba a la NBA para ser uno más.

En su primera temporada, The Truth fue rookie del mes de noviembre con un bagaje de 20.4 puntos, 7.1 rebotes, 2.4 asistencias, formando parte del mejor quinteto de debutantes de la temporada.

De la muerte al nacimiento de una estrella

Pierce ha superado barreras y obstáculos desde sus inicios para llegar a la cima. Es un luchador en la pista. Aunque el rival más duro al que tuvo que vencer no se encontraba en la cancha. En la primera semana de septiembre del año 2000, la muerte le tenía reservado un “cara a cara” del que consiguió salir indemne. Aquel joven alero de Oackland no imaginaría que ligar con la chica equivocada en una fiesta en el Buzz Club de Boston podía salirle tan caro.   Paul Pierce fue apuñalado 11 veces tras una discusión en una fiesta

El flamante rookie, seleccionado por los Celtics en el 10º lugar de la primera ronda del DRAFT, decidió dejarse llevar por la líbido con la prima de William Rangland, algo que no agradó al integrante del grupo de Hip Hop “Made Men”. Él y su compañero de grupo, Trevor Wilson, que consiguieron más fama por sus actos delictivos que por su música, dieron fin a su discusión con Pierce a golpe de arma blanca.

 

The Truth se debatía entre la vida y la muerte tras recibir 11 puñaladas repartidas entre el cuello, el pecho, la espalda y la cara, en un viaje agónico en el que su hermano Derrick y el ex jugador de los Celtics, Tony Battie, lograron llevarle con vida al hospital. Una de las estocadas se quedó a escasos centímetros de su corazón. Solo el grosor de la chaqueta de cuero y la fortuna evitaron que aquel altercado finalizase en tragedia. Pierce no paraba de preguntar a Battie durante el camino: “¿Voy a vivir?”. Afortunadamente, la rapidez con la que reaccionaron y la resistencia del bueno de Paul, permitieron que la respuesta fuese afirmativa. Incluso llegó como nuevo a la pretemporada para ponerse a disposición de Rick Pitino en Boston.

 

Etapa dorada en Boston

Su año de Sophomore le sirvió para dar un pequeño salto de calidad, en lo que sería el germen del poderoso tándem que formó con Antoine Walker en la pista. Su potencia física y su precisión en el tiro exterior lo convertían en una baza cada vez más importante en el esquema de Pitino.

La explosión llegó en su tercer año bajo los mandos del recién llegado Jim O’Brien, donde Pierce enseñó todo su potencial, después de haberse adaptado por completo al hábitat de las estrellas baloncestísticas. Fue entonces cuando se ganó el apodo que lo denomina como leyenda. El MVP de marzo de 2001 alcanzaría su punto álgido del curso con 44 puntos frente a los Nets de Jason Kidd; pero el calendario de la NBA fijó el día de su nombramiento como estrella el 13 de marzo. El encargado, ¿quién si no? Shaquille O’Neal. El legendario pívot de Nueva Jersey utilizó el apodo de The Truth para definirle tras rendirse ante él en sus declaraciones post partido, tras estar presente en su excelsa actuación en la pista con 42 puntos frente a los Lakers.

Paul Pierce fue la estrella de los Boston Celtics durante 15 años de su carrera

Al término de la campaña 2000/2001 sus promedios lo decían todo: 25.3 puntos, 6.4 rebotes. Paul Pierce ya se empezaba a abrir hueco en la historia de los Celtics. Y no solo por su talento. Su capacidad anotadora le brindó la oportunidad de seguir el legado de Larry Bird, siendo el segundo Celtic en superar la barrera de los 2000 puntos. Pararle con faltas tampoco era buena opción, ya que Pierce también inscribió su nombre en la historia de la franquicia de Massachusetts como tercer jugador que más tiros libres anotó en una misma temporada: 550.

Explosividad en la penetración, potencia física, habilidad innata en los cambios de mano, uso infalible del crossover… Los ingredientes perfectos para un jugador aspirante a todo. Solo faltaba un elemento fundamental, un equipo que lo catapultase a la gloria.

Tras dos presencias con más pena que gloria en los Playoffs, con dos series en blanco ante los New Jersey Nets y los Indiana Pacers, los Celtics, dirigidos por O’Brien y liderados por Pierce, alcanzaron la final de Conferencia en la 2001/2002, donde cayeron de nuevo frente a los Nets, aunque sin hincar rodilla, en una serie que finalizó 4-2 para los de Nueva Jersey.

 

Paul Pierce, un abonado a la All-Star weekend

Pierce se consolidó en la cima y su presencia en el All-Star no se hizo esperar. El United Center de Filadelfia sería el escenario de su entrada en el firmamento de la NBA. Precisamente bajo el mandato de Byron Scott, que más tarde se convertiría en su verdugo en las finales de la Conferencia Este, desde el banquillo de los Nets.

Dos años consecutivos en el tercer mejor quinteto de la competición (2001/2002 y 2002/2003) no están al alcance de cualquiera. The Truth no entendía de techos. Contaba con una entrada VIP para el All-Star, al que acudió como coprotagonista para dar el mejor espectáculo baloncestístico del mundo durante 9 años más, dejando su sello en los aros con 10,2 puntos por partido.

Cheques y proyectos para contentar a la estrella

En la franquicia de Boston le sumieron entre algodones. En 2001 su contrato ya engordaba hasta alcanzar los 84 millones de dólares por seis temporadas. Casi nada. No obstante, era poca cosa comparada con los 59 millones que pusieron sobre la mesa en 2006 para anclarle a un proyecto que, bajo la dirección de un Doc Rivers ya asentado en los banquillos, prometía devolver a los Celtics a sus días de vino y rosas durante la década de los 60.

No había mejor cebo para mantener a Pierce que un jugoso cheque y la promesa de un proyecto sólido para buscar el título, después de un decepcionante curso de los Celtics en la 2005/2006, en la que se quedaron a las puertas de los Playoffs con la mejor versión de The Truth: 26,8 puntos, 6,7 rebotes y 4,7 asistencias por partido.

El anillo coronó la prodigiosa mano de Pierce

El momento culminante en la carrera de Pierce llegaría en la temporada 2007/2008. Por aquel entonces, un tal Pau Gasol estaba en la agenda de Phil Jackson para completar un equipo que devolviese la gloria a unos Lakers a los que el argumento de Kobe Bryant se les quedaba corto al no tener un poste bajo de garantías.

Los de Massachusetts, por su parte, presentaban el primer “Big Three” de los muchos que hemos podido ver en los últimos años, gracias a la acción de los talonarios. A la potencia y precisión de Pierce se unía el talento de dos de las estrellas más flamantes de la competición: Ray Allen y Kevin Garnett. Bajo la batuta de Rajon Rondo, y con la ayuda de un Perkins torpe en el poste bajo (como nos tiene acostumbrados) los Celtics contaban con una ingeniería anotadora que arrasaba a cualquier rival que se les cruzase en la cancha. La precisión de Allen, los infalibles tiros en suspensión de The Truth y el dominio en la pintura de “The Big Ticket” llevaron a los tréboles en volandas hasta la final de la NBA.

Era el momento más importante en la carrera de Pierce. La serie que decidiría si era un “jugón” más, o una pequeña leyenda que dejaría su sello en la competición a cambio del ansiado anillo de poder.    

El Garden fue un fortín para los Celtics, que colocaban el 2-0 en la serie gracias a la gran aportación de los hombres de banquillo, con Garnett ganándole la partida a Gasol, y un Pierce incontestable en cada tiro en suspensión y en cada penetración. La lesión de Rondo en el tercer partido y el arrollador comienzo de los Lakers en el cuarto partido, hacían vaticinar que el anillo tendría que esperar, pero el rodillo anotador del “Big Three” logró dilapidar una ventaja de 24 puntos para los angelinos para asaltar el Staples. La franquicia californiana no se dejó ganar el título en casa y logró su segunda victoria en el quinto partido, a pesar de que Pierce se mostró imparable en cada penetración e infalible en cada tiro, anotando la friolera de 38 puntos.

Pero el sexto partido era un Boston, y allí los de Doc Rivers no dan cuartel a los forasteros. La lesión de Allen en el segundo cuarto quedó en un espejismo, y los Celtics mostraron todo su poderío ofensivo para vencer por 131 a 92. Un desenlace demoledor con el que Pierce coronó su mano divina con un anillo, en una final de la que se hizo dueño y señor, siendo el MVP de la serie con 21,8 puntos, 6,3 asistencias y 4,5 rebotes por encuentro. Imparable. Indiscutible. Simplemente, The Truth.

Tras tocar techo, Pierce continuó liderando a unos Celtics que habían pasado de ser la peor franquicia del Este a proclamarse campeones. Su candidatura al título siempre tenía argumentos a su favor, pero no volvieron a saborear la gloria.

El alero de Oackland hizo gala de su polivalencia ofensiva para erigirse como trigésimo sexto jugador en superar la barrera de los 20.000 puntos. 28 puntos en un encuentro de liga regular ante los Bucks disputado el día 10 de noviembre de 2010 le daban la entrada a un selecto club al que solo pertenecen 5 jugadores en activo: Garnett, Duncan (si continúa), Bryant, Vince Carter y Dirk Nowitzki.

El ocaso de Pierce

El paso del calendario hizo mella en Pierce, hasta que en 2013 decidió marcharse del club de su vida para cambiar de aires y trasladarse a la Gran Manzana.

La versión de The Truth que podíamos ver al servicio de Jason Kidd distaba y mucho del potencial exhibido en Boston. Con 35 años a la espalda es complicado mantener el mismo nivel de poderío físico que le hizo brillar en el TD Garden. Pero el que tuvo retuvo.

La experiencia en Brooklyn decepcionó al alero californiano. La contundente derrota en las semifinales de Conferencia ante Miami Heat puso punto y final a una temporada con altibajos en la que Pierce acabó muy frustrado con sus compañeros, tal y como reveló este año a la cadena norteamericana ESPN al ser preguntado por su experiencia en los Nets: “El año de Brooklyn fue horrible. Si Kevin Garnett y yo no llegamos a estar, ese equipo hubiese caído”

Su físico decayó, pero su espíritu competitivo, su ambición y la mira telescópica que tiene en su mano, le han permitido competir a un gran nivel, incluso a su llegada a los Wizards, con quienes logró llegar a una meritoria semifinal de conferencias ante Atlanta Hawks. Un triple que se quedó a una décima de provocar una prórroga puede ser su última ofrenda para el mundo del baloncesto. A cambio, como seguidor de este deporte solo me queda decir una cosa al respecto: Gracias por obsequiarnos con 17 años de espectáculo.

 

Los tiradores españoles se han convertido en espectadores de los campeonatos internacionales. Han pasado de estar en lo más alto del pódium, a ni siquiera aparecer en la lista. Todo esto mientras esperan a que la RFEC, Real Federación Española de Caza, arregle sus diferencias con FITASC, la Federación Internacional de Tiro con Armas Deportivas de Caza, entidad creada en 1921 y presidida actualmente y desde hace 11 años por Jean Françoise Palinkas.

La RAE define el fútbol de la siguiente manera: “Juego entre dos equipos de once jugadores cada uno, cuya finalidad es hacer entrar un balón por una portería conforme a reglas determinadas, de las que la más característica es que no puede ser tocado con las manos ni con los brazos”. “Cuya finalidad es hacer entrar un balón por una portería” ¿parece simple, no?

Y por no hablar de las reglas. Terreno de césped, descanso de 15 minutos entre tiempos, tarjeta roja, tarjeta amarilla y unas cuantas más. Los jugadores, aunque no siempre las cumplan, se las saben, y de sobra. Sin embargo, aquello que se hizo oficial hacia el año 1863 con The Football Association ya no consiste simplemente en once hombres corriendo detrás de un balón en calzoncillos. Significa mucho más. Y perdone querida RAE pero ha olvidado una definición muy importante y es que el fútbol es afición y la afición es fútbol. Pero ¿esta afición sigue algún tipo regla aparte de no entrar al estadio con botellas con tapones?

La final de la Copa del Rey, el torneo nacional de fútbol más antiguo deEspaña, se acerca y con ello se adivina en el horizonte un nuevo desprecio al himno de España. Solo hay que echar la vista atrás en el tiempo y ver como los dos equipos que luchan por alzar la copa el 30 de mayo, el Barcelona y del Atlhletic Club,  silbaron al himno de España mientras sonaba en el campo de Mestalla en 2009.  Todo apuesta a que se va a repetir la misma historia.

En aquella ocasión TVE no ofreció el himno en directo y luego emitió una versión censurada, eliminando los pitos. Pero esos pitidos este año podrían ser sancionados, como ha dicho Javier Tebas, presidente de la Liga. Aunque "será difícil", el dirigente ha asegurado que va a "intentar que no haya esos pitos", y que si los hay hagan "el menos daño posible".

El verdadero motivo por el que escribo esto no es otro sino una experiencia propia el pasado 3 de mayo en La Rosaleda. Domingo, buen tiempo, tu equipo juega en casa y tú tienes una bolsa repleta de chuches para ver al Málaga jugar contra el Elche. Minuto 8, falta de Juanmi por zancadilla, “árbitro, hijo de puta”. Minuto 28, gol del Elche, “Kameni, que malo eres cabrón”. Pitidos. Minuto 35, tarjeta amarilla para Samu Castillejo, “árbitro mamón”. Pitidos. “Duda retírate ya viejo”. “Alopecia” suena al unísono en la grada señalando al portero del equipo contrincante. Y todo esto es lo que se puede escuchar en un partido cualquiera, sin olvidar, el olor a marihuana de los tres chavales de atrás que tienen los pies apoyados en tu asiento. Todo esto sin desmerecer a la mayoría de la afición malagueña, que acude a cada cita con ganas de disfrutar de su equipo.

La cruda realidad de todo esto, como ya vemos, no se reduce a los pitidos del cántico nacional. Tras la muerte de Jimmy, la Liga viene denunciando por sistema, jornada tras jornada, los cánticos, pancartas o insultos en los estadios españoles.

Según la Policía Nacional, la violencia física está prácticamente erradicada dentro de los estadios, pero la verbal sigue tan presente como siempre. El objetivo ahora para la Liga de Fútbol Profesional, el Consejo Superior de Deportes y la Real Federación Española de Fútbol es erradicar los insultos hacia árbitros, rivales e incluso jugadores del propio equipo. 

La potestad de sancionar recaería o bien en la federación o en las distintas delegaciones del Gobierno. Según Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, habrá dos tipos de castigos: deportivos o administrativos (multas). Los primeros serán competencia del Comité de Competición y los segundos de las administraciones.

Parece ser que ya se han tomado cartas en el asunto. Por ejemplo, después de que algunos aficionados profirieran insultos contra Messi y Cataluña, la Liga y el Real Madrid echaron a los 17 hinchas que realizaron dichos cánticos. Lo que nadie duda es que aun queda mucho por hacer.

El Consejo de Ministros dio el pasado jueves luz verde al Real Decreto Ley que regulará la venta de derechos televisivos de los clubes de fútbol españoles. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, ha confirmado en rueda de prensa tras la aprobación del decreto para la venta centralizada de los derechos de retransmisión.

 

Saéz de Santamaría señaló que la nueva norma “establece las medidas de comercialización de los derechos y los criterios para la distribución de los ingresos entre los organizadores” y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, añadió que “pretende garantizar la viabilidad de los equipos, el equilibro de la competición y apoyar al deporte aficionado.

 

“Se trata de consolidar mercados audiovisuales que tiene en España un desarrollo muy limitado, como la televisión de pago, y de mejorar los mecanismo económicos de control financiero de los clubes, ya que el conjunto de deuda que acumulan supera los 3.000 millones de euros. Los mayores acreedores son los bancos pero también Hacienda y la Seguridad Social con más de 600 millones de euros”, agregó el ministro.

 

Este cambio de modelo no ha sido fácil de llevar a cabo, y es que el proyecto llevaba más de dos años en marcha. Un proyecto lleno de desplantes, zancadillas y enfrentamientos entre las partes. La última fue el jueves 26 de marzo en la reunión en la cual se pediría formalmente al Gobierno la aprobación del decreto que permitiera la venta centralizada de lo derechos televisivos. Sin embargo a esa reunión no acudió ni el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, ni ningún representante de la misma. Reunión a la que si acudieron Wert, el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, y el presidente de la Liga, Javier Tebas.

 

“No ha acudido nadie de la Federación (…) Si hace quince días hacemos un comunicado conjunto, y ayer el presidente de la Federación dice que va a estar aquí, como mínimo es una falta de respeto y de seriedad” dijo Tebas a la salida del Ministerio de Educación tras dos horas y media de encuentro, y es que Villar avisó en el último momento que no asistiría a la reunión mediante el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. “El lunes vamos a tener que tomar decisiones muy importantes respecto a dirigentes de la Federación. Los clubes españoles, con la actual conducta de los dirigentes, no pueden estar ni un minuto más en los órganos directivos de la Federación” añadió Tebas.

 

La espantada de Villar a la reunión tenía como objetivo bloquear el acuerdo hasta que no se arreglara el conflicto que mantenía con el CSD por la auditorias con la Federación, como telón de fondo está quien tiene la potestad sobre los derechos de retransmisión del fútbol. La Federación mantenía que estaban en su poder, basándose en el artículo 78 de la FIFA: “La FIFA, sus miembros y las confederaciones son los propietarios primigenios de todos los derechos de competiciones y otros actos que emanen de sus respectivas jurisdicciones, sin ninguna restricción en lo que respecta al contenido, el tiempo, el lugar o la legislación. Estos derechos incluyen, entre otros, todo tipo de derecho patrimonial, derechos de inscripción, de reproducción y difusión audiovisual, derechos multimedia, derechos promocionales y mercadotécnicos, así como derechos incorpóreos como el nombre y los derechos sobre las marcas distintivas y los derechos de autor”, mientras que la Liga considera que la FIFA no tiene potestad ya que en España, como en Italia y Alemania, los derechos de televisión se regulan por ley, y se escudaba en la Ley del Deporte de 1990: “Durante el período de vigencia del convenio, y hasta la total extinción de la deuda, la Liga Profesional percibirá y gestionará los siguientes derechos económicos: los que, por todos los conceptos, generen las retransmisiones por televisión de las competiciones organizadas por la Liga, por si misma o en colaboración con otros clubes”.

 

Al final se ha llegado a un acuerdo con el que están de conformes todas las partes implicadas, y que parece soluciona de una vez por todas los conflictos ocasionados con este tema. “Hasta ahora el 45% de los ingresos se lo repartían entre 4 equipos, e incluso el 33% entre 2 equipos, mientras que el ratio entre los que más ingresos obtenía y el que menos era totalmente anómalo en el contexto europeo” matizaba Wert en rueda de prensa. El ministro señaló también que con estos cambios se espera “un aumento de los ingresos nacionales, que alcancen los 1.000 millones de euros en un plazo razonable y los internacionales entre 400 y 500 millones de euros”, amén de “mejorar la competencia, ensanchar los mercados de televisión y el control económico de acuerdo al juego limpio financiero de la UEFA”. Este modelo se establecerá en la temporada 2016/2017 aunque no se descarta que se ponga en funcionamiento con anticipación.

 

A su vez Cardenal se mostró muy satisfecho por la aprobación del Real Decreto, que calificó como “una medida histórica, necesaria para el fútbol español, que de esta forma tendrá un campeonato competitivo y no se alejará del nivel de las grandes ligas europeas”.

 

Nuevo modelo

 

El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha expuesto que el 82% de los ingresos de los derechos televisivos irán destinados a los equipos de la Liga BBVA y un 10% a los equipos de la Liga Adelante. Dentro de la división de primera el 50% del dinero se repartirá a partes iguales entre los clubes. Del 50% restante un 25% se reparte teniendo en cuenta la posición final en la clasificación y el otro 25% teniendo en cuenta audiencias, socios y taquilla. El porcentaje de segunda se divide a su vez en un 70% repartido a partes iguales entre todos los equipos y un 30% donde se tendrá en cuenta la clasificación, socios y audiencias.

 

Del 8% restante, Wert ha comunicado que un 3,5% irá destinado a los equipos que desciendan de división, haciendo de esta forma el rol de seguro económico para quienes bajen de categoría. Un 1% se lo queda la LFP, la RFEF ha aceptado un 2%, a pesar de llegar a pedir un 5%, si se explota conjuntamente Liga y Copa del Rey. El 1,5% restante para la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), 2ªB y fútbol femenino.

 

El objetivo de este nuevo modelo es que la actual proporción en el reparto de ingresos pase de 1 por 6,5, media actual, a un 1 por 4,5 entre los clubes que más cobran y los que menos, abriendo de esta manera un nuevo escenario para el fútbol nacional que permita reducir las desigualdades que ya habían comprometido la supervivencia de una parte de los equipos de nuestra liga.

 

El objetivo oculto de este nuevo reparto televisivo es llegar en un futuro a conseguir un contrato como el firmado por la Premier League a principios de año, por el cual Sky Sport y BT se hicieron con siete y dos paquetes, respectivamente, de derechos de retransmisión desde 2016 hasta 2019 por 7.000 millones de euros.

 

Modelos de negociación

 

Existen dos modelos de venta de derechos televisivos en el fútbol:

 

-Modelo centralizado: Los derechos de los clubes son cedidos a un organismo que es el encargado de negociar y pactar con las plataformas televisivas la explotación de dichos derechos. De la misma manera los clubes negocian con dicho organismo como se repartirán los ingresos de de esta venta. Este modelo permite una explotación más equitativa y democrática hacia los clubes. El uso de un intermediario respeta el tamaño de cada club y permite incrementar los ingresos año a año.

 

-Modelo individualizado: Los clubes y las televisiones negocian entre ellos la cuantía de la venta de sus derechos. Este modelo pretende evitar cualquier intermediario que fije precios. Modelo usado en nuestra liga hasta aprobación del Real Decreto.

 

Modelo español

 

El modelo español hasta el pasado viernes era único en Europa. Convergía hasta hace unos años con Italia, tanto en cuanto los derechos de retransmisión los vende cada club al operador que desea. Pero la diferencia más relevante respecto a otras ligas europeas es que en la LFP no existía una corporación centralizada que gestionara los intereses del conjunto de los clubes, quienes a la postre eran los encargados de negociar sus propios derechos, de manera individual y sin un apoyo específico de la LFP.  

 

Modelo británico

 

El 50% de los ingresos se reparte equitativamente entre todos los clubes que forman la Premier, un 25% se adjudica en función de la posición final que cada club haya obtenido al termino de esta y otro 25% se gestiona en base al número de partidos que hayan sido televisados. La competición está organizada por la Asociación de Fútbol Premier League (AFPL), una corporación cuyos accionistas son los veinte equipos participantes en la Premier. Esta organización tiene el poder exclusivo de negociar con los media la venta de los derechos televisivos.

 

 

Es un secreto a voces que si quieres destacar y ganarte una plaza fija en un equipo de gran reputación, como pueden ser el Real Madrid o el FC Barcelona, tienes que ser un jugador de reconocido prestigio a nivel mundial. Tendrías que ser al menos un Messi, un Cristiano Ronaldo, un Neymar… y eso no es nada fácil en estos tiempos que corren ahora mismo.

Este pasado martes, 26 de mayo, llegaba Rafael Nadal a la rueda de prensa tras ganar al francés Quentin Halys en su debut en Roland Garros. Preguntas sobre su estado físico, los próximos partidos y... Gala León. El tenista español reitera no querer hablar sobre el tema, pero acaba explotando ante una situación que se ha convertido en un auténtico circo.

Fútbol, fútbol y más fútbol. Messi y Cristiano. Barça y Madrid. Personajes y equipos que siempre están en primer plano, que copan las portadas de los grandes periódicos, dejando en segundo lugar a los verdaderos titanes de nuestro país como puede ser Alberto Contador.

El  ciclismo es uno de los deportes más duros que existen. Mientras los futbolistas lloriquean por tener que jugar tres partidos en una misma semana, o cuando un piloto de Fórmula 1 se lamenta del calor sofocante que hacía hoy en la pista,  decenas de chicos suben y bajan montañas durante horas subidos a una bicicleta, bajo un sol de justicia y con la única ayuda de la fuerza de sus piernas. Por ello, cada logro que  conquistan estos deportistas, para mí tiene más mérito que cualquier victoria en otro deporte.

Y nosotros tenemos la suerte de disfrutar de una leyenda como es Contador. Y es que el espectacular Giro de Italia que está ofreciendo el de Pinto es para analizar.  

La exhibición de Contador en el Montirolo fue para enmarcar. Tras rodar solo a cuarenta kilómetros de la meta y con una desventaja de un minuto respecto a la cabeza, en la que se encontraban sus rivales directos, el ciclista español tuvo los galones de irse a por ellos. Y lo mejor de todo, consiguió cazarles, sin dudas y sin miedos, favoreciendo la rendición de Fabio Aru, su oponente más fuerte, que terminó entregando la victoria de la etapa a Landa y otorgándole el honor de colocarse en segunda posición en la clasificación general, siempre a la sombra del madrileño. Y tras esta gesta, en la siguiente etapa, pedalada a pedalada terminó Ologno en solitario, ampliando su diferencia sobre Landa. De 35” a 1’13”.

Y todo esto tras la caída que sufrió en la sexta etapa y que dislocó su hombro. Nada más que añadir de este héroe que viste de rosa. 

Los deportes extremos continúan ganado adeptos año tras año y realmente no se están teniendo en cuenta los riesgos que conlleva el realizarlos.

Descender ríos de alta montaña, a bordo de una embarcación, o superar los 100 km/h a lomos de un trineo, nos muestra el creciente afán por el consumo de adrenalina y el desafío de las leyes de la gravedad.

Parece como si algunos se hubieran cansado de asumir lo convencional y lo que mueve a la masa. Otros están descontentos con la idea de competir en grupo, para alcanzar un bien común y por ello deciden empezar en el mundo de los deportes de riesgo.

Esa rebeldía va acorde con una mentalidad cambiante. La gente quiere marcarse retos y superarlos, quiere eliminar las tensiones de todo un día  de trabajo y quemar la adrenalina de toda una semana en tan solo unos segundos, romper con la monotonía e interactuar con el ambiente que le rodea. Quiere sentir la velocidad, el riesgo y el equilibrio, en definitiva.

Por eso, cada vez son más las empresas de ocio que ofrecen la posibilidad de realizar deportes de aventura en plena naturaleza. Los registros crecen a la par que las disciplinas que adquieren el grado de extremo, que ya se sitúan en torno al medio centenar.

Expertos en el tema sostienen que el éxito de estas actividades radica en la satisfacción personal, y el consumo de adrenalina que conllevan. Todas ellas permiten al deportista superarse día a día, porque cada uno depende de sí mismo, y no del trabajo de compañeros o adversarios, como ocurre en otras muchas disciplinas deportivas.

Pero lo que ocurre en muchos casos es que no valoran el riesgo que conlleva practicar estos deportes, si no se tiene el manejo y dominio necesario es muy peligroso, ya que un fallo aquí no se puede comparar con las lesiones que puedes sufrir al practicar cualquier otro deporte convencional. Un despiste, un defecto en el material o unas desfavorables condiciones meteorológicas pueden desencadenar un final muy trágico.

Muestra de esto es el reciente fallecimiento de Dean Potter y Graham Hunt mientras realizaban salto base o el del español Alvaro Bultó mientras practicaba wingfly. Además hay otros muchos deportes extremos como Motocross Freestyle, Heli-Sky, Street Luge, Tow Surf, Paracaidismo... Que cuenta con decenas de muertos cada año.

Como todo deporte de riesgo es necesaria la prudencia, el conocimiento de la técnica y una buena dosis de sensatez, para llegado el caso poder saber encontrar una vía de escape y evitar un mal mayor. Por ello no todo el mundo está preparado para realizarlos y es que "Quien evita la ocasión, evita el peligro", dice el refrán. 

Florentino Pérez ya lo ha hecho: ha destituido a Carlo Ancelotti, el entrenador que devolvió al Real Madrid a la gloria europea el 24 de mayo de 2014 en Lisboa. Pero nada vale para el mandamás blanco.

Dos de las plantillas de clubs deportivos que más ganan de media semanal en el mundo son españolas. 

Advertisement
Advertisement

Esta tarde se ha disputado en los campos de Paraninfo Norte la jornada número 4 de la liguilla de ascenso a primera división del campeonato universitario de futbol sala masculino. Estaban programados 3 encuentros para hoy de esta categoría: Psicología contra Matemáticas, Documentación frente a Enfermería y por último Ingeniería Química contra Filosofía.

Matemáticas se impuso ante Geológicas por tres ensayos a cero, dos en la primera parte y uno en la segunda. En ninguno de los tres consiguieron ampliar el resultado, por lo que el marcador quedó 0-15.

Tras la incomparecencia del conjunto de Bellas Artes en el último encuentro de la Liga Regular del Trofeo Rector en Segunda División, el equipo femenino de Fútbol Sala de Físicas consigue la clasificación matemática para disputar la fase de ascenso a Primera División. 

El equipo de Ciencias de la Información se clasifica para el play-off para alzarse con el Trofeo Rector.

Llegaba Ciencias de la Información como primero de su grupo y con la opción de proclamarse campeón si conseguía una victoria o un empate ante Cisneros, tercer clasificado. La oportunidad era la idónea para que el equipo se mantuviera como el único invicto de la Segunda División del Trofeo Rector y sellara sus opciones de convertirse en el principal favorito al título de cara a los play offs.

El partido comenzó trabado y con imprecisiones en el centro del campo por parte de ambos equipos. La tensión del último partido se plasmaba sobre el rectángulo. Ciencias de la Información trataba de imponer su fútbol combinativo, pero la presión adelantada de Cisneros lo impedía. El primer gol llegó en un saque de córner que la defensa despejó con deficiencias. El rebote le cayó a Hugo Lobo en la frontal del área que empalmó una bola que superó por alto a la meta de Cisneros. Ciencias de la Información cogía al fin las riendas del encuentro y las ocasiones comenzaban a sucederse. Antes del descanso, una jugada individual por banda izquierda de Pons acababa con el balón en el fondo de las mallas poniendo el 2-0 en el marcador,

A la vuelta del descanso y con el cambio de Torres por Álex en el lateral derecho, el conjunto grisáceo consiguió más profundidad por bandas lo que no tardó en aprovechar. Alex y Hugo eran dos puñales por ambas bandas, pero los delanteros no conseguían materializar las ocasiones. Cisneros apenas inquietaba la portería local contenidos por la buena defensa. Diego y Pablo pudieron hacer dos goles más, pero se encontraron con los palos. El tercero llegó en un córner botado por César que Álex remató con potencia al fondo de la portería. Con el partido ya completamente controlado, Cesar hizo el último en el descuento, que sellaba el definitivo 4-0.

Tras poner fin a la fase regular, Ciencias de la Información se clasifica para el play off para alzarse con el Trofeo Rector mientras que Cisneros tendrá que esperar una nueva oportunidad en otra ocasión. EL conjunto grisáceo tendrá su primera eliminatoria ante Física el próxima jueves 30 de abril, que tendrá que vencer si quiere aspirar al título.